miércoles




Cada vez que te ve 
ella  guarda tus sonrisas en su memoria.
Y para Ana eso es tan natural, 
porque todos tenemos la bonita
costumbre de almacenar en la cabeza las cosas que más nos gustan.