sábado

Que ironías de mi vida...
Ana no tiene mucho, casi nada pero daría lo que le falta
y esa libélula roja que habita en su cuarto desde hace dos días,
por un par de tus sonrisas y un guiño de tu ojo derecho...




"... Y si escucharas un susurro que te digera, no pares cierra los ojos y besa mi boca...pensarías en mi?"

Rojo 4 


miércoles


(La imperceptibilidad de la inconstancia...Rojo) 
(O la constancia....Yo)



Como en una imagen surrealista, Ana se ve pasando sus dedos por detrás de tu cabeza  para acomodar las pocas hebras de cabello que caen sobre tu oreja derecha, sin ser consciente de que es una linda excusa para tocarte.

O simplemente se ve agarrada a ti mientras sus dedos suavemente acarician la parte dorsal de tu mano o  mirándote detenidamente… como queriendo esculpir cada unas de tus facciones en lo más profundo de su memoria y todo con el fin de recopilar información para recordar.


Una y otra vez…Una y otra vez…

“O como dice aquella canción... en los recuerdos es donde todo sucede…otra 
vez”

Rojo 3