domingo

Ana y 2 vecesTu.


Como papelitos adheridos a la ropa húmeda, así se siente Ana por TI.
TU haces parte de pasiones pasadas, relaciones antiguas, de antes, muchísimo antes, antes de ella, de todo y de todos. 
Amores tallados a los que es mejor ponerle punto final y seguir, porque te agotas de sentir como se te aplasta y agita el pecho con tan solo una sonrisa... “esa sonrisa”
sin importar que vallan dirigida a otra parte.

Ana siente como si el tiempo no hubiera pasado, se encuentra en la misma situación, con otro tiempo, en otros escenarios, los mismos protagonistas, nuevos actores interpretando papeles parecidos.

 Si para muchos recordar es vivir, para Ana es no saber donde termina o inicia la vida como la conocía o como la ha estado viviendo.

Para Ana no le es raro el darse cuenta que TU permaneciste oculto en la casilla azul que se encuentra del lado izquierdo de su cabeza, paseándote de un lugar a otro, susurrando canciones  incompletas. 
Con ese andar  peculiar y la cabeza gacha, agitando los dedos en el aire tocando 111 notas diferentes una y otra vez.

Para Ana es un poco melancólico darse cuenta que el sentimiento es igual, que el deseo volvió sin irse, y que el hecho de no saber cuánto tardara en  evaporarse este déjà vu, hace que toda su calma y sus ganas palpiten cada 5 minutos con 47 segundos.