lunes


Curioseando, acariciando y con deseos alterados de lamer  la estrella que cuelga en tu espalda…
si hubiera sabido que tenias una, no habría quitado la vista de nuestro norte.

Cerrar los ojos caer y sentir el húmedo 
mordisco de un te quiero con sentido contrario.




Ana se ríe con el destino,
Sin duda entendió el chiste

domingo

Ana y 2 vecesTu.


Como papelitos adheridos a la ropa húmeda, así se siente Ana por TI.
TU haces parte de pasiones pasadas, relaciones antiguas, de antes, muchísimo antes, antes de ella, de todo y de todos. 
Amores  que es mejor ponerle punto final y seguir, porque te agotas de sentir como se te aplasta y agita el pecho con tan solo una sonrisa... “esa sonrisa”.
Ana siente como si el tiempo no hubiera pasado, se encuentra en la misma situación, con otro tiempo, en otros escenarios, los mismos protagonistas, nuevos actores interpretando papeles parecidos.

Para Ana no le es raro el darse cuenta que TU permaneciste oculto en la casilla azul que se encuentra del lado izquierdo de su cabeza, paseándote de un lugar a otro, susurrando canciones  incompletas. 
Con ese andar  peculiar y la cabeza gacha, agitando los dedos en el aire tocando 111 notas diferentes una y otra vez.

martes

ClarAna


Bel no llego tampoco llamo, otro día sin sexo y van…no sé tal vez ocho meses o nueve, quizás más.

Hoy no fue el día en que la ropa salió volando y los besos y las caricias ardientes se robaron la función.

Para colmo de males Ana  por poco se queda sin su trabajo de maestra, tuvo una pelea descomunal con su ex y por alguna razón desconocida su adorado reproductor de música dejo de funcionar, este decidió abandonarla en estos momentos de conflicto emocional en el que necesitaba conectarse los audífonos a todo volumen para asfixiar los pensamientos afligidos.
¿Será que llego el momento que ha estado evadiendo desde hace mucho tiempo, dejar de ignorar su intuición?
¿Será que llegaron las vocecillas de sus cortas vacaciones para arreglar el desorden y gritarle a el oído que Bel es un mejor amigo que amante?

Ana se coloca las manos en la cintura, sonríe  y se pregunta ¿será que viene algo peor?
Creo que no, al fin y al cabo siempre hay problemas peores. 
Estoy segura que  lo que más lamenta es no tener un auténtico amigo, porque un día decidieron (sin planearlo) darse besos a escondida, ahora no tiene a quien contarle su casi “nefasto día”.

Desde hace días Ana muere por llamarlo y contarle un montón de cosas, pero sabe que resulta un poco incomodo para él, ademas el desliz del pasado la hace desertar.
Como sea, resulta más glorioso para Ana tener un verdadero amigo de tiempo completo que un amante incompleto.

















Anacrónica


Ana se encuentra en una situación muy peculiar, por primera vez en su vida se siente inoportuna. Aun no entiende  como su vida da giros, giros y más giros.

Pasó de estar melancólicamente casada a estar dichosamente separada y después de 8 meses de una abstracta soltería pasa  a ser la tercera parte de un triangulo del que ella está segura que nunca se le paso por la cabeza ocupar… o tal vez si...?

Ana está acostumbrada a ser la única, para ella no existe lados tibios, simplemente es o no es, es blanco o negro, pero ahora la situación es diferente,  ya no piensa ni razona. 
Solo se ve olfateando la parte trasera de  la oreja de Bél o tal vez curioseando su boca para que no se le escape ni un solo espacio por lamer. 
Mientras  Bél la abraza por la cintura y suavemente le aprieta las caderas, Ana disfruta inhalar sutilmente su fragancia al mismo tiempo que le roza los labios, le acaricia la lengua y le estruja el cabello.
......................................

A pesar de todo Bél es dulce y franco con ella, la verdad nada mas se puede pedir.

Por otro lado Ana solo se sienta y disfruta el paisaje, y espera pacientemente que la vocecilla de su conciencia, la cordura o al menos la del buen juicio regresen algún día de su inesperado abandono colectivo para hacerla entrar en una justificada e inteligente razón.