lunes


Curioseando, acariciando y con deseos alterados de lamer  la estrella que cuelga en tu espalda…
De a ver sabido que tenias una, no habría quitado la vista de nuestro norte.

Cerrar los ojos caer y sentir el húmedo 
mordisco de un te quiero con sentido contrario.



jueves

Si...un poquito mas Feliz




Felicidad es estar de pie en una esquina sin esperar nada ni a nadie.

Es despertar con la canción que más te gusta, aunque  sean las 4 de la mañana.

Es  estar muerta de la dicha en la playa aunque no sepas nadar.

Pasear en bicicleta con tu reproductor de música a todo volumen para no escuchar las morbosidades que te gritan en la calle.

Es desayunar un domingo cualquiera con un buen amigo aunque el resto de la semana no sepas nada de él.
Y además que esté personaje te regale chocolates cuando estas pre-menstrual y fácilmente subir esos tres kilitos que costo tanto bajar.

Felicidad es cantar y bailar en la ducha la misma canción siempre que tienes una cita.

Es decir si! en lugar de decir no! y salir con el orgullo hecho migajas pero satisfecha, porque fue el mejor orgasmo de quien sabe hace cuantos meses.

Es decir con los brazos levantados POR FIN!! después de a ver terminado ese libro de 800 páginas, y mirar la pila que te espera.

Felicidad… 
Sentarse en el borde de la cama a no hacer ni decir nada  y pensar… 
Uff que buenos son los cambios...

lunes


Ana se ríe con el destino,
Sin duda entendió el chiste

jueves

Atracción-Reacción




Una mañana Ana se sorprendió y quedo fascinada al descubrir que se distingue la Osa Mayor al unir con sus dedos el sin numero de lunares que tiene El en su espalda.


El tienes las manos grandes y suaves, es alto, delgado de espalda ancha y le gusta el calor, olor, sabor y color de Ana.

Ana le encanta y le excita la sonrisa que se le dibuja a El cuando la toca, le habla y seduce en secretos  con ese brillo en sus ojos grandes y castaños.

El besa y saborea a su Ana como nunca lo había hecho antes, la disfruta lentamente y sin afanes.
Ana se regocija cuando El le habla de cerca, le gusta dejarse envolver y respirar su aliento.

Ella se deleita complacida del calor que se siente cuando El le acariciar, huele y besa dulcemente su cuello y espalda. 
Mientras su mano derecha baja mansamente por sus muslos y sus dedos delicados empiezan a explorar  lentamente en su entrepierna.
El decide firmemente penetrarla una y otra vez, al ritmo que le indique Ana y sus gemidos.
ELLOS se susurran realidades fascinantes en el momento justo y saben que a la persona indicada.

Todo esté inoportuno-temporal encuentro finaliza con abrazos, sonrisa y miradas fugaces, acompañadas internamente de sentimientos agudos e íntimos  que cada vez son más penetrantes y fuertes.


Últimamente Ana odia las despedidas porque finalmente ella es la que siempre parte llevándose consigo el dulce aroma de la experiencia vivida y la inevitable agitación en su pecho de que cada vez resulta más difícil soltar.




domingo

Ana y 2 vecesTu.


Como papelitos adheridos a la ropa húmeda, así se siente Ana por TI.
TU haces parte de pasiones pasadas, relaciones antiguas, de antes, muchísimo antes, antes de ella, de todo y de todos. 
Amores tallados a los que es mejor ponerle punto final y seguir, porque te agotas de sentir como se te aplasta y agita el pecho con tan solo una sonrisa... “esa sonrisa”
sin importar que vallan dirigida a otra parte.

Ana siente como si el tiempo no hubiera pasado, se encuentra en la misma situación, con otro tiempo, en otros escenarios, los mismos protagonistas, nuevos actores interpretando papeles parecidos.

 Si para muchos recordar es vivir, para Ana es no saber donde termina o inicia la vida como la conocía o como la ha estado viviendo.

Para Ana no le es raro el darse cuenta que TU permaneciste oculto en la casilla azul que se encuentra del lado izquierdo de su cabeza, paseándote de un lugar a otro, susurrando canciones  incompletas. 
Con ese andar  peculiar y la cabeza gacha, agitando los dedos en el aire tocando 111 notas diferentes una y otra vez.

Para Ana es un poco melancólico darse cuenta que el sentimiento es igual, que el deseo volvió sin irse, y que el hecho de no saber cuánto tardara en  evaporarse este déjà vu, hace que toda su calma y sus ganas palpiten cada 5 minutos con 47 segundos.

lunes

DeTactos...

Ana abraza y besa en la mejilla a Bel 

y siente que no es un simple abrazo y  un beso de amistad, siente como su cuerpo es atraído asía el de él como si existiera entre los dos un imán invisible, 

Ella desea rosar sus pechos, su vientre y sus muslos con los de él.


Bel abraza a Ana y no hace nada para impedir ese abrazo fascinante y sensible al mismo tiempo.

Ellos se  acaricia la espalda mientras se preguntan a el oído como ha ido  su día una y otra vez mientras se responden lo mismo una y otra vez como si no existiera el afán de separarse.

Ana queda con el deseo a flor de piel luego de sentir el olor que proviene de la parte trasera de la oreja de Bel y siente como el acuerdo de "solo amigos" sale corriendo cuesta abajo a toda velocidad por la calle principal, sin dejar ni siguiera el recuerdo.










martes

ClarAna


Bel no llego tampoco llamo, otro día sin sexo y van…no sé tal vez ocho meses o nueve, quizás más.

Hoy no fue el día en que la ropa salió volando y los besuqueos y las caricias ardientes se robaron la función.

Para colmo de males Ana  por poco se queda sin su trabajo de maestra, tuvo una pelotera descomunal con su ex y por alguna razón desconocida su adorado reproductor de música dejo de funcionar, este decidió abandonarla en estos momentos de conflicto emocional en el que necesitaba conectarse los audífonos a todo volumen para asfixiar los pensamientos afligidos.
¿Será que llego el momento que ha estado evadiendo desde hace mucho tiempo, dejar de ignorar su intuición?
¿Será que llegaron las vocecillas de sus cortas vacaciones para arreglar el desorden y gritarle a el oído que Bel es un mejor amigo que amante?

Ana se coloca las manos en la cintura, sonríe  y se pregunta será que viene algo peor?
Creo que no, al fin y al cabo siempre hay problemas peores. 
Estoy segura que  lo que más lamenta es no tener un auténtico amigo, porque un día decidieron (sin planearlo) darse besos a escondida, ahora no tiene a quien contarle su casi “nefasto día”.

Desde hace días Ana muere por llamarlo y contarle un montón de cosas, pero sabe que resulta un poco incomodo para él, ademas el desliz del pasado la hace desertar.
Como sea, resulta más glorioso para Ana tener un verdadero amigo de tiempo completo que un amante incompleto.

















Anacrónica


Ana se encuentra en una situación muy peculiar, por primera vez en su vida se siente inoportuna. Aun no entiende  como su vida da giros, giros y más giros.

Pasó de estar melancólicamente casada a estar dichosamente separada y después de 8 meses de una abstracta soltería pasa  a ser la tercera parte de un triangulo del que ella está segura que nunca se le paso por la cabeza ocupar… o tal vez si...?

Ana está acostumbrada a ser la única, para ella no existe lados tibios, simplemente es o no es, es blanco o negro, pero ahora la situación es diferente,  ya no piensa ni razona. 
Solo se ve olfateando la parte trasera de  la oreja de Bél o tal vez curioseando su boca para que no se le escape ni un solo espacio por lamer. 
Mientras  Bél la abraza por la cintura y suavemente le aprieta las caderas, Ana disfruta inhalar sutilmente su fragancia al mismo tiempo que le roza los labios, le acaricia la lengua y le estruja el cabello.
......................................

A pesar de todo Bél es dulce y franco con ella, la verdad nada mas se puede pedir.

Por otro lado Ana solo se sienta y disfruta el paisaje, y espera pacientemente que la vocecilla de su conciencia, la cordura o al menos la del buen juicio regresen algún día de su inesperado abandono colectivo para hacerla entrar en una justificada e inteligente razón.