jueves

Usual Desconcierto

Como todos Ana espera la casualidad de su vida.
Espera paciente y en pausa como si el tiempo pasara mansamente a su alrededor, a veces cree que ya paso, pero fielmente aguarda, aunque de vez en cuando la espera se le hace insensata, y cree que esto de la casualidad alguien se lo invento para auto consolarse por la impotencia a ciertas situaciones de la vida.
De todas formas ella se imagina su perfecta casualidad mientras mira a ningún lado , de repente cree que ya es hora de renunciar a esos pensamientos y llega a la conclusión de que cada paso, palabra e incluso cada mirada que emitió todo absolutamente todo la trajo a este espacio- tiempo-realidad de la que a veces le parece anormal e incoherente pero suya y considera parar por qué no está lista para emprender un lento camino a la demencia.
foto de Barbara Bezina