viernes

Delirios Espontáneos


Ana quiere despertar temprano en un día radiante de verano,vestir la blusa lila y su falda color ocre que le horma las caderas para sentirse bella y radiante, como una melodia para ella misma.
Caminar libre como cuando tenía 20 años, sin pensar en horas ni obligaciones.
Sentir que su cuerpo deja una estela invisible colmada de agradable aroma que seducen produciendo encantamiento a todo aquel que alcanza.
Quiere ir al cine y ver esa peli de la que tanto le han hablado.
Luego y sin afán tomarse un mocachino con galletas de mantequilla en la librería- café de la esquina,
ojear una revista y esperar a que por esas casualidades de la vida toparse con algo o al quien, un olor, sabor, color que le haga sentir que ese día es diferente, que valió la pena despertarse temprano en un día radiante de verano que le hizo olvidar el eterno invierno interno que se manifiesta sin ser invitado en esos días de sobre carga marital.

9 comentarios:

Laura dijo...

Pues me gusto este delirio.
Saludos.

Pulpo Variete dijo...

El invierno interno!!! , como me identifico con esas palabras.

tatto dijo...

Linda entrada, nos recuerda esos simples placeres olvidados por el tiempo y las ocupaciones.
Besos hermosa…

caminando despacio dijo...

mmmm....me encanta, me encanta, me encanta!!!

me encanta la entrada y me encanta la sensación que describes. En dias "nerviosos" como hoy, añoro sentirme así...

un abrazo!

(el) Extraño dijo...

¿y si quiere por que no lo hace?.
Hermosa entrada, se siente el deseo de Ana.

Erasantaana dijo...

A mí también me encanto esta nota Agradecida de corazón…. y si, por qué no debería darme la escapada con mi Ana.
Les mando un beso y un abrazo monumental.

perro sin cadena dijo...

A soltar las cadenas…hermosa Ana

Espérame en Siberia dijo...

Pues yo como no quiero vivir con ataduras, no creo en la vida marital.

Miles de besos.

Erasantaana dijo...

Estas son solo vueltas que te da la vida, tiene sus pro y sus contra y al final todo cambia bonita....:)
todo cambia.